Biografía de Gael Castellanos

“Busca el camino que te lleve a alcanzar tus mayores deseos”

Comenzaré la breve historia de mi vida aclarando que no soy diferente a cualquier otra persona. Quizá mi única peculiaridad es que nunca he tenido claro mi futuro, siempre he dado palos de ciego y he seguido caminos de todas clases. Aunque mis objetivos en la vida, mis sueños (múltiples pero realizables), han tenido preferencia en siempre existencia, en multitud de ocasiones he deseado llevar una vida normal. Lo he intentado, de veras que lo he intentado. 

De naturaleza quizá en exceso inquieta e inconformista, he buscado siempre una motivación que me invite a esforzarme y dar lo mejor de mí mismo. Hasta muy avanzada mi vida, no comprendí que aquello que ha estado toda la vida persiguiéndome, como acosándome, era lo que debía hacer: crear historias que algún día sirvan como mi legado. Debía hacer algo grande, con potencial para dejar huella. Algo que me hiciera sentir orgulloso.

Desde niño luché por construir una historia, pero nunca gocé de la constancia ni la confianza para sacar un proyecto adelante. Me creía incapaz, y dediqué mi tiempo a otros objetivos más concretos, más comunes. Hasta que, muchos años después de mi último intento fallido, la idea de escribir y la motivación regresaron a mí. De qué manera.

Tras haber finalizado una licenciatura que no me satisfizo, busqué otros caminos que saciaran mi ansia por convertirme en alguien útil para la sociedad. No lo conseguí, y viajé por el mundo para con suerte encontrar mi esencia. Mochila a la espalda, en uno de mis viajes para conocer mejor al planeta y a mi persona, vino a mí una idea singular que prometía mucho; solo debía darle forma. Paralicé mi emocionante aventura en un país al otro lado del globo, y creé las bases de la construcción, que poco a poco tomó una silueta concreta y estilizada, hasta llegar a lo que hoy califico como Hijos de una Dibarusa. Mi gran proyecto personal.

Y aquí me hallo ahora, en este peculiar punto de mi existencia. De vuelta en el hogar, dando forma a este gran proyecto; he desistido de ser una persona normal con proyección de futuro. Quizá tropiece, quizá mis ideas caigan en saco roto, pero tenía de hacerlo. Perseguir objetivos en la vida, concretos o abstractos, nos hace personas. Quien no tiene metas y no lucha por ellas, estará vacío por dentro de por vida. Vivirá solo para sobrevivir. ¿Y qué sentido tiene sobrevivir, si no disfrutas de esa supervivencia?

Conoce la cronología de

Hijos de Dibarusa

Un proyecto que lleva gestándose durante largos años, a fuego lento. Sin prisa pero sin pausa.

.

Enero 2015
Marzo 2016
Agosto 2019
Octubre 2023

Mantente al día de mis novedades literarias

¡No envío spam! Más información en mi política de privacidad.