¿Qué hace especial a la historia de Hijos de Dibarusa?

La historia de Hijos de Dibarusa no busca tener un valor puramente lúdico, sumergiendo al lector en una realidad evocadora, también profundiza en cuestiones filosóficas y espirituales sobre nuestra presencia en el mundo y la huella que dejamos en él.

La idea tras la novela surgió después de un periodo de reflexiones que nunca me había planteado y de sensaciones que jamás había imaginado, durante un largo viaje por países lejanos y peregrinos. Tal fue mi sorpresa con los contrastes vividos, tanto en mi vida como en las diferentes culturas que conocí, que largo y tendido pensé en el mundo que me rodeaba, la gente, las culturas, la historia que cada pueblo tenía. Como siempre he hecho en mi vida, tendí a exagerar mis hipótesis con pensamientos fantásticos, cogiendo ideas de aquí y de allá, y del cóctel de experiencias extravagantes, inquietudes espirituales, y un imaginario incontrolable, forjé una realidad fantástica en que el ser humano había llegado a su fin y solo uno pocos habían logrado sobrevivir, un mundo en que nuestros orígenes eran bien distintos a cómo siempre hemos creído. Una peculiar realidad basada en múltiples conceptos que me habían sobrevenido a lo largo de aquellos meses de intensas experiencias. Era una idea alocada e irresistible.

De pronto comprendí que había formado todo un contexto histórico que englobaba cientos de miles de años de existencia humana. En la otra punta del mundo, concebí un trasfondo muy amplio, con potencial para albergar grandes historias. El concepto de una sociedad idealizada y pacífica, casi utópica, situada en un oscuro mundo post-apocalíptico, me ofrecía libertad para reflexionar sobre temas tan variados y profundos como las emociones humanas, la moral y la justicia, el papel del individuo en la Historia del mundo, los caprichosos designios del Destino, y nuestra relación con el entorno en que habitamos.

Tras tantos viajes de cavilaciones y excéntricas experiencias, de vuelta en el corazón de las áridas llanuras castellanas comencé a dar forma al proyecto día sí y día también. No me costó ver el gran potencial que albergaba. Todavía hoy, con vehemencia lucho por cumplir mi propósito, y vuelco toda mi motivación en la aventura del peculiar soldado Cástor Valea, quien, al igual que todos nosotros, trata de encontrar su lugar en los anales de la existencia.

 Si quieres conocer más sobre la saga, echa un vistazo al blog, que contiene todo tipo de información sobre la novela. ¡Espero que lo disfrutes!

Mantente al día de mis novedades literarias

¡No envío spam! Más información en mi política de privacidad.

Publicaciones Similares