Cómo crear un contexto verosímil en una obra de fantasía y ciencia ficción.

A todos nos apasionan las historias complejas. No solo las que gozan de un argumento sólido y enrevesado, o aquellas que te hacen pensar y/o con deseos de una secuela. También esas historias cuyo mundo, contexto, trasfondo o mitología (su lore, como se conoce actualmente), es decir, todo lo que sirve de envoltorio al argumento, es tan profundo e interesante que incita a conocer más.

Quizá te preguntes hasta qué punto es importante crear un contexto detallado. No hay una respuesta clara a ese dilema, depende de los gustos de cada cual. Mientras la historia sea buena, coherente y esté bien construida, puede no ser necesario. Pero, igual que al crear un relato realista es preciso ser coherente y adaptarlo bien a la época y cultura en que esté basado, en una historia de ficción considero preciso construir lo que hay detrás, dar forma al mundo en que está basada la trama. Personalmente, aprecio mucho las obras de ciencia ficción o fantasía (a veces la línea divisoria que separa ambos géneros es casi imperceptible) que ofrecen mundos imaginarios y trasfondos históricos donde la única limitación proviene de la imaginación del autor.

No es necesario idear toda una realidad, con sus propias normas y costumbres, lenguas, sucesos históricos y personajes de relevancia universal. No se pide crear algo a la altura de la obra magna de Tolkien (casi nadie es capaz de crear algo así). Sin embargo, es importante cuidar el trasfondo, darle un toque especial y único que lo haga atractivo, pues ayuda a la inmersión del lector. Además, si la historia de la obra ofrece la posibilidad de crear más novelas o relatos basados en esa mitología, aumentará el interés general por el universo de esa creación.

¿Cómo crear un contexto complejo y atractivo?

Seamos sinceros: quieres crear, o estás en proceso, una obra compleja de ficción. Siendo así, es altamente probable que seas una persona que gusta -e incluso necesita- de desconectar de su realidad, como un servidor. Por tanto, no te supondrá un problema sumergirte en los mundos emocionantes que viven en tu mente; no es algo sencillo, pero es tan reconfortante y cautivador…  Y bueno, aquí van algunos consejos para que sea menos duro:

—Planifícalo por partes. Por ejemplo, divide entre el contexto histórico y cultural, y entre los diferentes aspectos que caracterizan ese mundo. Si hubo un gran suceso en el pasado del que hablarás durante la obra (como la Hégira de Hyperion), dedica un tiempo a plantearlo de forma adecuada; procura que no se te escapen detalles. Si en el proyecto mencionas un organismo de relevancia en ese mundo (como la Policía del Pensamiento de 1984), dedica un tiempo a explicar su funcionamiento en tu cabeza, a comprender sus objetivos y su modus operandi, y sentirlo como si existiera de verdad. Trata de no mezclar temas y tópicos, o crearás un batiburrillo de términos y situaciones que no llegarás a concretar, dejando cabos sueltos por el camino. Y todos odiamos esos agujeros de guion que no terminan de ser explicados.

—Intenta que lo creado se sienta real, tangible. Una obra de ficción solo funcionará si se siente verosímil. Esos sucesos históricos y esos extraños sujetos de los que hablas no se han de sentir indefinidos, sin forma concreta. Habla de ellos como si fueran parte de nuestro mundo y nuestra realidad, conocidos por todos. La gente se familiarizará con ellos y lo interiorizará antes siquiera de conocerlos en profundidad.

—Diviértete dando forma a tu mundo. Es obvio que te gusta perderte en imaginaciones creadas por otras personas. ¿Por qué no ibas a poder tú crear algo tan único como esos proyectos de referencia? Yo te lo confirmo: puedes. Y te advierto que se siente más satisfactorio sumergirte en algo tuyo que en mundos ideados por otras mentes. No hay nada como moldear y manipular nuestro propio entorno ficticio, donde la imaginación es el único límite, y perdernos en las infinitas realidades ocultas en lo más profundo de nuestra mente. Y recuerda: en tu mundo tú pones las reglas.

Mantente al día de mis novedades literarias

¡No envío spam! Más información en mi política de privacidad.

Publicaciones Similares